10 cuadros rusos muy famosos y conocidos

10 cuadros rusos muy famosos y conocidos
Contenidos

La cultura rusa es una de las más ricas del mundo en cuanto a diversas formas de arte, incluida la pintura. Muchos pintores rusos son bastante conocidos en otras culturas y son famosos desde hace siglos. Una de las formas de pintura más comunes en la cultura rusa es el realismo, que ha dominado la escena artística en gran parte de este extenso país durante muchos años. La pintura rusa tiene un estilo propio, ya que muchos artistas han tratado de representar las diferencias culturales distintivas del país de diversas formas.

Los 10 cuadros rusos más famosos

Los paisajes del país están entre los más bellos del mundo, y artistas de todos los rincones del continente asiático se han esforzado por pintar escenas lo más realistas posible en muchos casos. El arte ruso se ha centrado durante mucho tiempo en escenas y figuras de la vida cotidiana, especialmente en las condiciones de los rusos de clase trabajadora.

Muchos de los artistas rusos de los que te contamos sus cuadros son mundialmente famosos por sus habilidades y obras, muchas de las cuales eran conocidas por su increíble nivel de realismo. Aquí están los 10 cuadros rusos más famosos de la historia.

Composición VII - Wassily Kandinsky

Composición VII

Una de las pinturas abstractas más famosas en la cultura rusa y en todo el mundo es la Composición VII de Wassily Kandinsky. Kandinsky está considerado uno de los artistas rusos más famosos que han existido.

Este cuadro fue creado en una época en la que los artistas empezaban a explorar ámbitos diferentes de la expresión visual abstracta. El cuadro de Kandinsky fue creado en 1913 y rápidamente se hizo famoso en toda Rusia, así como en gran parte de Europa, por su singular combinación de colores y su aspecto de caleidoscopio. La obra obtuvo su fama por su extraño, pero llamativo colorido, así como por las diferentes formas dispuestas en el lienzo por el artista.

Los primeros años de la carrera de Kandinsky giraron en torno al estudio del derecho y la economía. Sólo más tarde estudió arte y empezó a pintar obras consideradas abstractas. Kandinsky fue una especie de hombre del Renacimiento ruso, conocido por sus obras escritas como por sus pinturas.

Durante mucho tiempo se le ha conocido como el "padre del arte abstracto", ya que fue uno de los primeros pintores en explorar realmente la forma de expresión abstracta en un nuevo estilo distinto a cualquier otro que el mundo hubiera conocido antes.

La novena ola - Ivan Aivazovsky

La novena ola - Ivan Aivazovsky

Conocido por pintar escenas que giran en torno a la vida marítima y la navegación, Ivan Aivazovsky realizó una de las obras más reconocidas y célebres de cualquier artista ruso en su obra titulada La novena ola. El artista pasó la mayor parte de su vida en el mar y sus pinturas del océano reflejan en gran medida su pasión por el mar en todas sus formas.

La Novena Ola fue pintada en 1850 y representa una escena en la que tres marineros están perdidos en el mar, flotando en la viga de un barco naufragado. A pesar de la hermosa puesta de sol, los marineros se aferran a la viga para salvar la vida, con la esperanza de resistir los golpes que las olas les darán sin duda durante la noche.

La obra atrajo una considerable atención de críticos y aficionados en Rusia, así como en todo el mundo en su momento. Se dice que el título y el tema del cuadro derivan de una creencia común de muchos marineros, que dice que un ciclo de olas que se suceden en nueve olas diferentes, la novena será la más grande y destructiva.

El último día de Pompeya - Karl Briullov

El último día de Pompeya - Karl Briullov

Las escenas de la erupción del Vesubio han capturado la imaginación del mundo durante siglos. Karl Briullov trató de representar lo que creía que eran los últimos momentos de la ciudad de Pompeya en su obra titulada El último día de Pompeya.

El cuadro fue creado entre 1830 y 1833 y es conocido desde hace tiempo como una de las pinturas rusas más famosas jamás creadas. La obra apareció en un momento en el que el neoclasicismo comenzaba a declinar y el surgimiento del romanticismo estaba en marcha.

El cuadro de Briullov representa a los habitantes de Pompeya en un momento final de terror, cuando la montaña volcánica entra en erupción con un nivel de furia que el mundo conocido nunca había visto.

Muchos críticos y entusiastas del arte ruso han elogiado la obra por su increíble nivel de realismo y detalle, así como por la capacidad del artista para captar una escena de puro terror de una forma aparentemente bella.

Los barqueros del Volga - Ilya Repin

Los barqueros del Volga - Ilya Repin

En 1873, el pintor ruso Ilya Repin expuso por primera vez su obra titulada Los barqueros del Volga a críticos y aficionados al arte. El cuadro atrajo inmediatamente una gran atención por la increíble capacidad del artista para captar una escena tan realista.

Es un excelente ejemplo de arte realista socialista. El cuadro se hizo rápidamente famoso en toda Rusia y desde entonces ha sido aclamado como una de las obras de arte más famosas de la historia del país.

Repin encontró la inspiración para esta obra en particular mientras caminaba por las orillas del Neva un día, años antes. Observó que un grupo de barqueros, agotados por el trabajo del día, tiraba de una barca hacia la orilla y se preparaba para descansar tras su duro trabajo. Repin trató de retratar a los hombres en el punto álgido de su trabajo en el río de una manera que glorificaba en cierto modo sus esfuerzos.

Muchos otros artistas rusos pintaron escenas similares de trabajadores ocupados en sus labores y la idea de resaltar las penurias de la clase obrera se hizo popular entre los pintores rusos de esta época.

Chica con melocotones - Valentin Serov

El realismo fue uno de los estilos más importantes y populares de la cultura artística rusa de los últimos siglos. Artistas de todo el país asiático se inspiraron en escenas de la vida cotidiana y trataron de pintarlas de manera que cobraran vida como ningún otro estilo artístico lo había hecho antes.

Valentin Serov pintó uno de los cuadros más famosos en 1887, considerado un pilar del movimiento realista. Su cuadro titulado "Chica con melocotones" representa a una joven sentada en una mesa, mientras la luz del sol entra en la habitación detrás de ella. Los colores y la forma en que la luz juega con cada detalle del cuadro hacen que la obra sea casi tan realista como una fotografía. El artista se ha esmerado en pintar las sutiles formas en que la luz del sol ilumina la habitación y proyecta sombras sobre partes de la escena en el lienzo.

Han vuelto los grajos - Aleksey Savrasov

El paisaje ruso, durante gran parte del año, está sometido a temperaturas brutalmente frías formando muchas capas de nieve en gran parte del país.

El artista ruso Aleksey Savrasov pintó una escena que ilustra el final de la gélida estación invernal en su obra de 1871 Han vuelto los grajos. El artista quiso representar un pequeño tramo del paisaje ruso que señala el final del largo invierno y el sutil comienzo de la primavera, ya que los grajos han regresado finalmente a sus dormideros desde el clima más cálido del sur.

Este cuadro se ha estudiado durante mucho tiempo en las escuelas rusas, y los niños suelen tener que escribir ensayos basados en sus impresiones sobre el cuadro.

La Mariée - Marc Chagall

La Mariée - Marc Chagall

Uno de los cuadros modernos más famosos pintados en Rusia es La Mariée, de Marc Chagall. Creado en 1950, este cuadro representa la escena de una boda tradicional rusa en la que una joven novia, con un vestido rojo brillante y un ramo de flores en la mano, espera a su novio.

El cuadro es famoso por su extraño, pero curioso, uso de la perspectiva y la composición, con la mujer y otras figuras del cuadro que parecen estar estiradas hacia arriba y en ángulo diagonal.

Los colores vivos del vestido de la novia se acentúan aún más con el fondo azul oscuro, que casi se funde con el cielo nocturno.

El cuadrado negro - Kazimir Malevich

Uno de los cuadros más singulares de la cultura rusa es quizá también uno de los más conocidos. El cuadrado negro es una obra de Kazimir Malevich que representa un simple cuadrado negro pintado en un lienzo. Malevich pintó la primera versión de esta obra en 1915 y creó otras en las décadas de 1920 y 1930.

La tecnología forense revela que la pintura fue realizada en realidad sobre una composición mucho más colorida y compleja. Los críticos y los amantes del arte han considerado esta obra en particular con críticas mixtas, muchos señalan que es una de las obras seminales del arte moderno.

La Trinidad - Andrei Rublev

Rusia ha sido durante mucho tiempo una nación con orígenes teológicos cristianos que se remontan al siglo X. Andrei Rublev creó una de las pinturas religiosas más icónicas que el mundo ha conocido en su cuadro conocido como la Trinidad.

Este cuadro fue creado en 1425 y está reconocido como una de las pinturas rusas más famosas jamás creadas. Rublev pintó muchas escenas cristianas diferentes y varias imágenes que hacen referencia a las primeras enseñanzas del cristianismo ortodoxo.

Este cuadro en concreto representa a la Santísima Trinidad, formada por Dios, Jesús y el Espíritu Santo. Esta obra es también uno de los cuadros cristianos más reconocidos de todos los tiempos.

Mañana en un bosque de pinos - Ivan Shishkin

Ivan Shishkin era miembro de un grupo de artistas conocido como los Peredvizhniki, también conocidos como Los Vagabundos. Este grupo era conocido por su feroz protesta contra las normas académicas que prohibían el estudio de ciertas materias en la Rusia zarista.

En 1889 pintó una obra titulada "Mañana en un bosque de pinos", que posteriormente se convirtió en uno de los cuadros rusos más famosos de todos los tiempos.

Shishkin y otros paisajistas de esta época estaban cautivados por la belleza salvaje de la naturaleza rusa y muchos de ellos trataron de representar la belleza natural de su país con el mayor realismo posible.

Muchos amantes del arte y críticos han elogiado a Shishkin por su inmaculado realismo, especialmente en los árboles que pintó.

Ésta y otras obras del artista centradas en los paisajes de Rusia se encuentran entre las obras más apreciadas de los artistas rusos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir

Este sitio web utiliza cookies para su mejor funcionamiento. Más Información